Crisis ambiental en el Casanare tiene en riesgo a más de 500 familias

Por martes, marzo 6, 2018 0 Link 0

Visitamos Yopal, capital del departamento de Casanare, que hoy enfrenta una crisis ambiental debido a la sequía que amenaza tanto a su fauna como a su gente.

En el departamento del Casanare encontramos una profunda crisis ambiental que afecta a la diversa fauna de esta región y a sus poblaciones, dejándolas sin agua potable. Además de esta problemática ambiental, vimos de igual manera que parte de las poblaciones de Yopal viven en asentamientos de propiedad privada o ilegal, por lo cual no cuentan con terrenos legalmente suyos.

Teniendo en cuenta las problemáticas ambientales, la falta de terrenos legalizados de estas comunidades y la caída de los precios del petróleo, que fue una de las principales actividades económicas del departamento durante un tiempo, resulta necesario crear iniciativas que le permitan a los campesinos y agropecuarios de esta región del país generar terrenos productivos que aporten a la economía del Casanare a la vez que sean sostenibles.

Debemos desde el congreso articular esfuerzos con el gobierno central y los entes territoriales para que más colombianos puedan acceder a una vivienda digna, para facilitar la legalización de sus predios y de esta forma tanto en el Casanare como en todo el país, puedan convertirse en propietarios legales de sus tierras y hacerlas productivas para que finalmente puedan generar su sustento diario y aportar a la economía del país.

Necesitamos que departamentos como el Casanare vuelvan a direccionar su economía hacia el agro, que además de ser una representativa fuente de oportunidades y empleo para los campesinos y profesionales agropecuarios, es de igual manera una práctica amigable con el medio ambiente y que podría ayudar a solventar las constantes sequías y crisis ambientales que vive nuestro país en estas regiones.

Desde nuestro trabajo legislativo seguiremos apoyando y buscando iniciativas que apoyen esa generación de empleo para las comunidades más vulnerables como las mujeres, campesinos y jóvenes con prácticas que no solo re activen la economía y aporten al desarrollo de sus departamentos, sino que también cuiden y protejan la fauna y flora tan diversa con la que contamos en nuestro país.

Los comentarios están cerrados.